UA-62082178-1
Crecer como referencia en un nicho

Crecer como referencia en un nicho

La palabra influencer ha ido ampliando su significado y en la actualidad abarca tanto a un creador de contenidos como a un icono en un sector, y también a autores, músicos e incluso famosos de la TV. En general se incluye bajo esta categoría a quienes han logrado un inmenso número de seguidores a través de las redes sociales. Ahora bien, como recuerda Entrepreneur, desde el punto de vista de los negocios, un influencer es quien ha conseguido alzarse como una autoridad, en una marca muy apreciada y conectada con sus clientes actuales y potenciales: una referencia.

Dicho en pocas palabras, es alguien que ha tenido éxito. Veamos unos consejos que nos puedan permitir lograrlo.

1. Compartir nuestro punto de vista. Sin miedo a destacar y a diferenciarnos, hemos de expresar nuestra opinión con el fin de atraer a quienes comparten esa misma visión y esos mismos valores. Es probable que nuestra audiencia esté más interesada en lo que hacemos que en lo que vendemos, así que nuestras motivaciones y nuestras preocupaciones también despiertan su curiosidad y nos acercan a ellos.

2. Dar a conocer nuestra historia personal. La identificación emocional con las empresas, y más aún si cabe con los emprendedores, requiere explicar nuestra historia: ¿Por qué creamos el negocio? ¿Qué hacíamos antes? ¿Qué obstáculos encontramos en el proceso?

3. Crear contenido entretenido. Todos estamos inundados de información y cada vez primamos más aquello que también nos entretiene. ¿Cómo explicar sino el enorme éxito de TikTok? Además de un tono desenfadado, elementos como música, transiciones y filtros nos ayudarán a lograr más impacto.

4. Ser accesible. La interacción es un requisito indispensable para ganar influencia, y para ello hay que dedicar tiempo a responder a comentarios, escribir mensajes directos y reenviar contenidos de otras personas. Gracias a ello recibiremos gratitud y obtendremos una valiosa sensación de cercanía.

5. Colaborar con otros influencers. Aunque parezca contradictorio, el beneficio puede ser mutuo si construimos alianzas con otros influencers, como ya se puede comprobar en eventos, encuentros digitales y entrevistas en podcasts, por poner algunos ejemplos. De hecho es una fórmula para lograr un impulso gigantesco.

6. Recurrir a varios canales. Una sola fórmula difícilmente será exitosa, sobre todo al principio. Lo más aconsejable es presentar un “cóctel de propuestas”, o dicho con otras palabras, ofrecer contenidos a varios niveles. De entrada conviene presentar varias propuestas y estudiar cuáles generan más ingresos. A partir de ahí, concentrarse en los más rentables y aumentar las opciones de soporte disponibles. Por ejemplo, la aproximación al cliente puede ser convencional (el cliente recibe el producto y como soporte puede recurrir a la asistencia estándar y a tutoriales en línea); avanzada (se proporciona un soporte más personalizado); y total (la ejecución e implementación del producto o servicio es totalmente a medida de principio a fin).

7. Retribución social. Ejercer una influencia exige tener una conciencia social que se demuestra aportando fondos a organizaciones sin ánimo de lucro e iniciativas benéficas. No solo por motivos puramente éticos sino también porque nuestra misión social será recompensada con una visión aún más positiva de nuestra marca. Los consumidores se muestran cada vez más exigentes en este sentido y seleccionan a empresas con cuyos valores se identifican.

 

En una frase: Influir es compartir nuestra visión y nuestros valores.

CAPITAL SEMILLA INICIA

CAPITAL SEMILLA INICIA

Si tienes una idea innovadora de rápida implementación, con alcance nacional y potencial de internacionalización, no te quedes fuera y postula al programa de apoyo al emprendimiento “Semilla Inicia”.

¿Qué ofrecen?

– Cofinancian el 75% de tu proyecto, con un tope de hasta $15.000.000, con el objetivo de concretar actividades que te permitan lograr la validación técnica y comercial de tu proyecto.

– Si tu proyecto es liderado por mujeres, podrán acceder a un cofinanciamiento de hasta 85%, con un un tope de hasta $17.000.000.

– Servicios de mentoría y acompañamiento de entidades especializadas, que te guiarán en el proceso y desarrollo de tu proyecto.

Postulaciones abiertas hasta el 20 de octubre de 2021.

Como seguir avanzando en Cuarentena COVID-19 (y no quedar paralizado)

Como seguir avanzando en Cuarentena COVID-19 (y no quedar paralizado)

Josefina Oñederra, Diseñadora Industrial DEOZ    Autor, Josefina Oñederra / Diseñadora industrial DEOZ


La enfermedad del coronavirus, también conocida como COVID-19, se reportó por primera vez a finales de diciembre de 2019. Desde entonces se ha extendido por todo el mundo, lo que llevó a la Organización Mundial de la Salud a declararla una pandemia mundial.

Estamos en #ModoTeletrabajo, ya que es la manera mas segura de protección ante el COVID-19, y entendemos que es un momento mundial complejo, sobre todo para pymes y emprendedores que viven de negocios donde el contacto es importante para generar ventas y relaciones de confianza a largo plazo.

Nosotros, quienes trabajamos apoyando emprendimientos, vemos la oportunidad hoy de revisar y modificar nuestra manera de hacer negocios ajustándola a esta nueva forma de vida.

Los cambios en la economía y la sociedad se estaban haciendo cada vez mas fuertes, donde la producción limpia, el consumo saludable, la sostenibilidad, el cuidado del medio ambiente y el respeto a las comunidades ya eran temas importantes, y hoy sumamos una enfermedad que nos esta llevando y exigiendo consumo responsable y darnos cuenta que mantener los afectos, pensar en el bienestar del otro y cuidar nuestra salud es lo realmente importante.

RE-PENSAR NUESTRO NEGOCIO, NUESTRA OFERTA DE VALOR

 

Podemos darnos el tiempo hoy de re-pensar nuestro negocio y adaptarlo a este nuevo modo de vida, teniendo en cuenta que la transformación tecnológica es lo que nos ha permitido realizar la mayor cantidad de actividades en cuarentena, limitando el contacto estrecho y también disminuyendo los tiempos que usábamos en tramites y actividades que no nos generaban ningún bienestar.

Esto nos ayuda a pensar en: ¿cómo nuestro negocio puede ofrecer bienestar a nuestros clientes, comunidad y medio ambiente?, esto para todos los rubros. Si el objetivo es entregar bienestar o beneficios al cliente, al medio ambiente y a las comunidades vinculadas, estarás haciendo un aporte a la sociedad, poniendo tu grano de arena para ser una sociedad sostenible.

Ej. Empresas B (Puedes conocerlas en Dancaru.com)

 

Podemos tomar momentos complejos como este y tratar de ver nuevas posibilidades para poder adaptarnos y seguir desarrollándonos, trabajemos nuestra flexibilidad mental y aprovechemos esta etapa, así cuando llegue el momento de salir nuevamente al mercado después de esta cuarentena COVID-19 estaremos preparados para el éxito.

¿MIEDO AL ÉXITO?

¿MIEDO AL ÉXITO?

Una propuesta de 9 pasos para mirar el éxito más amigablemente

1.- Definir éxito en forma simple

Por ejemplo, como el logro de una meta que uno se ha propuesto en una situación determinada, es decir, en una comunidad (por pequeña que sea).

No definir el éxito como un asunto aislado del resto de las personas y del mundo, ni tan
importante y absoluto que genere demasiada ansiedad y aislamiento.

2.- Mantener esa definición de éxito siempre dentro de un valor relativo

Valor relativo y de colaboración a otras necesidades más amplias y fundamentales en nuestra vida.

Una necesidad fundamental para todos es la necesidad de evolucionar como personas y mantener la salud ya sea compartiendo y colaborando con los demás, descansando, etc.

No sobre estimar el valor del éxito esperando que el logro de la meta solucione para siempre nuestra vida, porque la vida es móvil y siempre trae necesidades nuevas.

No subestimar tampoco el valor del éxito porque entonces no nos motivará a emplear todos los recursos personales necesarios.

3.- Tener presente que el éxito requiere trabajar sostenida, colaborativa y disciplinadamente durante un tiempo, en colaboración con otros.

Y también saber que en ese tiempo de trabajo pueden surgir dificultades inesperadas que nos pueden frustrar y desmotivar mucho.

Ir tras una meta implica necesariamente trabajar coordinadamente con los otros y con lo que pasa en el mundo, por más que sea una meta muy personal. Hoy nos encontramos con un virus que no fue considerado en ningún plan, y hemos tenido que integrarlo en nuestros planes.

4.-Para intentar lograr la meta, darle, entonces, un valor muy alto al camino o proceso que hay que hacer en un contexto que siempre involucra a los demás queramos o no.

Este proceso se valora poniendo mucha atención a todos los aprendizajes que logramos solucionando los problemas que se presenten ya sean grandes o pequeños. Ningún esfuerzo se pierde, todo enseña algo para vivir mejor.

5.- Celebrar todos los avances graduales en conseguir la meta, con quienes han colaborado directa o indirectamente.

El celebrar los pequeños avances sirve para disfrutar desde ya, y también para mantener el
personal equilibrio necesario, que ayude a seguir adelante.

6.- Si conseguimos la meta, celebrar, celebrar y celebrar! junto con todos los que la hicieron posible.

Aunque hubiésemos trabajado muy solos, siempre hay que agradecer a otros que hicieron lo suyo oportunamente, que no nos interfirieron, y que tal vez renunciaron a ser ayudados por nosotros para dejarnos el espacio.

7.- Si no conseguimos la meta y el proceso se hace muy cansador o surgen problemas que no está al alcance resolver por el momento, evaluar las prioridades y volver a valorar toda la experiencia adquirida en el intento.

Así podemos dejar el proyecto, buscar otras alternativas o volver a intentarlo después en mejores condiciones por esta experiencia ya vivida.

8.-Si logramos la meta o decidimos dejar el proyecto quedándonos con la experiencia de haberlo intentado, entonces darse permiso para relajarse!

Darse un tiempo para disfrutar lo logrado.

Si nos damos un tiempo para asimilar lo logrado cuando hemos tenido éxito, aparecerán gradualmente todos los pequeños y más grandes detalles que no habíamos visto y que enriquecerán más y más el éxito que habíamos planificado.

9.- Darnos tiempo también si no logramos todo lo que queríamos, y descansar!. Con el descanso iremos viendo con más claridad los aportes que trajo el haberlo intentado.

Este darse un tiempo para digerir el éxito total o relativo es casi más importante que el éxito mismo. Nos permite cerrar un ciclo con armonía y agradecimiento, y estar listos para ver lo siguiente en forma saludable.

Autora, para DeOZ ESTUDIO DE DISEÑO
Iris Zúñiga Pastrián
Psicóloga clínica
Magister en Psicoterapia Gestalt